Skip to main content

Nueve mitos falsos del vino

Que si el vino blanco es solo para pescado, que si el corcho es mejor o peor… Como en tantos otros ámbitos, son muchas las ideas sobre el vino que, a pesar de ser ampliamente compartidas, no son totalmente ciertas. ¿Te animás a descubrirlas?

1. Cuanto más viejo el vino, mejor.
Falso. Una cantidad no tan vasta de vinos comprenden la estructura adecuada como para mejorar su calidad con el tiempo.
En general, los vinos tienen un período óptimo para su consumo; pasado el cual, puede que te arrepientas de no haberlo bebido antes.

2. El tinto es para carne, el blanco para pescado.
Si bien el vino tinto combina mejor con platos fuertes y el blanco con platos suaves; la mejor forma de maridar la comida es combinando y analizando sus sabores.

3. Los Espumantes son para postres.
Es habitual utilizar un espumante o champagne para brindar en los postres, pero, eso no significa que sean exclusivamente para estas ocasiones. Es más, si se toma un espumante Brut lo menos recomendable es combinarlo con comida dulce, ya que esto echaría a perder su propiedades.

4. El Rosado es para mujeres.
Este tiene fama de ser un vino fácil y orientado a mujeres o gente que no le gusta el vino. Pero, ¿Con qué fundamento?
El rosado es para el que le guste el rosado y punto. Y el hecho que sea un vino fácil no significa que sea malo; ya que hay rosados de gran calidad y que gustan a muchas personas, hombres y mujeres.

5. El vino blanco se sirve frio, el tinto a temperatura ambiente.
La temperatura ambiente es relativa; a menos que hicieran 18ºC todo el año, esta no es la adecuada. Para evitar confusiones, lo mejor es servir el vino a la temperatura que indica su elaborador.
¿Una pista?
Los tintos reserva suelen servirse a unos 18ºc, los jóvenes a 16ºc; los blancos entre 6ºc y 8ºc y los blancos reserva entre 9ºc y 12ºc.

6. Oler el corcho te dirá si el vino es bueno o malo.
El corcho huele a… corcho. Lo que te indica si el vino es bueno o no van a ser tus sentidos una vez que lo huelas y lo cates.
A lo que si deberías prestar atención es a si el corcho esta entero, y que por consiguiente, que no haya ningún trozo en el interior de la botella.

7. Los amantes del vino son Esnobs.
Con ese criterio, cualquier amante del futbol, de la fórmula uno o del arte es esnob. El vino tiene su propio lenguaje y códigos, lo cual no es señal de esnobismo; sino más bien una manera de expresar un conocimiento.

8. Los vinos blancos causan más dolor de cabeza.
Hay gente propensa a sufrir dolores de cabeza luego de una copa de vino, pero no se sabe con certeza la causa de esto, ni si es atribuible a algún tipo de vino o a todos en general. Se cree que tiene algo que ver con los sulfatos, los taninos o histaminas; pero nada es seguro.

9. La forma de la copa no influye en la experiencia.
Si el vino es malo, es malo; independientemente de donde se sirva.
Pero hay estudios que demuestran que la forma de la copa influye en cómo se huele y saborea un vino. Una copa adecuada nunca está de más.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *