Skip to main content

Desmitificando la tapa rosca

El corcho ha acompañado la historia de los vinos como uno de los guardianes de su calidad, aromas y propiedades, un tradicional vigilante de la bebida embotellada cuyo uso se remonta más de dos mil años atrás.

En términos generales la industria alimenticia, avanza en pro de mantener las propiedades de los alimentos envasados y sobre todo alejarlos de agentes contaminantes externos. Así, en 1959 se crea la tapa rosca o screwcap, que más adelante sería incorporada en la industria vitivinícola.

Y es que son muchas las ventajas de su uso: impide totalmente la entrada de aire en la botella después de abierta, preservando su calidad y evitando la contaminación; y en un mundo dónde el tiempo es tan valorado, la practicidad vale oro!

Entonces, ¿por qué percibimos como “vino barato” un vino de tapa rosca? Únicamente es un tema de percepción, en países como Australia o Nueva Zelanda, los vinos screwcap repuntan la elección de los consumidores, y esta tendencia se extiende también en países europeos.

Bodegas argentinas con grandes volúmenes de exportación y vinos de excelente calidad, como Susana Balbo Wines, Doña Paula, El Porvenir de Cafayate y Chakana Wines, sólo por mencionar algunas, la elijen, Y vos… ¿ya tenés tu tapa rosca favorito?

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *